Vallas eléctricas domésticas

Se consideran como domésticas, las vallas eléctricas utilizadas como  una barrera  para causar choques eléctricos a animales o a cualquier persona que cruce la barrera electrificada. Ya sabemos que dicho voltaje puede ir de una sensación desagradable a un dolor letal que puede convertirse en algo mortal. Son muy utilizadas hoy en día, en las grandes ciudades para además ejercer de barrera psicológica, para cualquier personaje indeseado en el hogar.

Son utilizadas en muchos países en donde la necesidad de protegerse y proteger los bienes en el hogar como el trabajo, es imperativo. Son útiles porque pueden con su sola presencia disuadir a los indeseables y evita la constante preocupación de poder ser sorprendido por alguno que ingrese en su hogar, escalando un muro o una pared que se presta para ello. Siendo efectivos podría pensarse que son excesivamente caros, pero no lo son, con precios accesibles son además por lo que se traduce en seguridad, una buena inversión.

Las vallas eléctricas domésticas, van integradas a su alarma, cuando alguien ingresa en su hogar o negocio, tiene contacto con la valla y ésta emite una alarma adicional al descargo de un choque eléctrico para el invasor. Esto le permite asegurarse y sentirse protegido en su hogar, sin tener que recurrir a la contratación de protección de seguridad, que implica otras preocupaciones como el gasto que suponen y el grado de confianza que puede tener en el personal que le presta su servicio de seguridad.

Además las vallas eléctricas están diseñadas para que no sean fáciles de escalar y a que resistan cualquier intento de hacerlo pero si aún un intruso logra, luego de la dificultad superar algún aspecto de alcanzarla se las verá con el toque eléctrico que lo dejará indispuesto para llevar a cabo su intento, el sonido de la alarma es el aviso de que la valla está haciendo su trabajo.