Qué es una valla eléctrica

vallas electricas

Hoy en día son muy conocidas las vallas eléctricas o cercas eléctricas, tanto en las ciudades como en el área rural, las mismas han venido mejorándose día a día y se han distinguido en tipos de valla eléctrica según sea su uso. Se sabe que la primera idea de una valla eléctrica se conoció en el relato de Mark Twain “Un americano en la corte del Rey Arturo”  de 1889, también se mencionaba en “20 leguas de viaje submarino” de Julio Verne. Para mediados del siglo veinte, las vallas eléctricas se encontraban diseminadas por todos los  Estados Unidos sirviendo al pastoreo y la agricultura.

En Nueva Zelanda se había empezado a utilizar una valla eléctrica, que desarrolló en 1937 Guillermo “Bill” Gallagher. La misma fue construida de la bobina de la ignición de un coche y de un sistema del magneto, con ello el inventor quería resguardar su coche de su caballo. En 1970 fue patentada una en Iowa Estados Unidos, con un soporte eléctrico que mejoro el uso de la valla.

Una valla  eléctrica es una barrera  que con  descargas eléctricas sirve para disuadir animales o a gente cruzar un límite. El voltaje del choque utilizado puede ser ligeramente incómodo hasta doloroso y en algunos casos, causar la muerte. Como mencionamos antes, las vallas eléctricas sirven bien hoy en la agricultura, pero también las hay especialmente diseñadas para su uso en las ciudades, para proteger bienes y personas. Los efectos del choque de la valla eléctrica, dependen del voltaje, la energía del pulso, el grado de contacto entre el beneficiario y la cerca y la tierra y la ruta de la corriente a través del cuerpo. Hay toda una variedad de tipos de vallas eléctricas que responden a distintas necesidades, las mismas se fueron convirtiendo en más modernas en los últimos años, usándose en todo el mundo.

Imagen: Vía